Delincuentes entierran a taxista en Quíbor

Un macabro asesinato contra el taxista Jesús Salvador Alvarado Díaz (59), quien estaba domiciliado en la calle 28 entre carreras 9 y 9A de Quíbor, sector 1º de Mayo, se produjo en el municipio Jiménez, concretamente en el sector Cerro Pelón, vía hacia la población de El Tocuyo.

Los criminales, luego de quitarle la vida a esta persona cavaron un hueco, lo lanzaron al fondo del mismo y tapiaron con tierra, justo en adyacencias donde aparentemente habita uno de los victimarios.
Recibió cuatro heridas abiertas en la región axilar izquierda y una herida abierta en la región pectoral izquierda, presuntamente causada con arma blanca.

Según la versión policial, Alvarado Díaz, quien de avance hacía carreras en un vehículo Chevrolet Malibú, en la capital de Jiménez, la mañana del lunes 24 de diciembre fue abordado por supuestos clientes, al parecer tres, en los alrededores de la plaza de esa localidad y desde ese momento nada se supo de su paradero.

Familiares, seres queridos y allegados tanto de Quíbor como de Barquisimeto tras enterarse de su desaparición comenzaron a buscarlo por diversos centros asistenciales, hasta que este martes en la tarde recibieron la infausta noticia sobre su violenta muerte.
El vehículo fue clave y llevó a los funcionarios adonde estaba el hoy occiso, ya que es propiedad de un efectivo policial y lleva colocado un GPS.

Quienes simularon ser pasajeros habrían sido los responsables de segarle la existencia al chofer cuando se resistió para que no le robaran el carro, el cual quedó finalmente en poder de los sujetos.

Este martes, efectivos del Cuerpo de Policía de Lara rastrearon el Malibú, gracias al GPS, y lo encontraron en el sector La Peña, parroquia Unión.

Sin imaginarse que el vehículo es de un uniformado y que posee el dispositivo de localización, los presuntos homicidas andaban divirtiéndose en el mismo, sin el menor cuidado. Quedaron detenidos y uno de ellos habría confesado el hecho, lo que llevó a los funcionarios hasta el lugar del dantesco hecho.

Por su parte, dentro de las primeras averiguaciones, el Cicpc hasta ayer no tenía fecha ni hora del crimen, aunque pudo haber ocurrido la noche del mismo 24.

Foto archivo

 

Comentarios

Comentarios